El desarrollo, la comercialización y la utilización de combinaciones de fármacos se han disparado en los Estados Unidos y en otros lugares del mundo. Según la investigación de PharmaCircle, el número de aprobaciones de dosis fijas combinadas se ha más que triplicado en la última década en comparación con los principios de los años noventa. En la actualidad, hay una gran combinación de fármacos que son comercializadas en múltiples áreas terapéuticas, incluyendo enfermedades infecciosas (VIH / SIDA, hepatitis C, infecciones bacterianas), oncología; trastornos endocrinos como diabetes, enfermedad cardiovascular (hipertensión, insuficiencia cardíaca), salud para la mujer (anticoncepción, menopausia, osteoporosis) y demás enfermedades respiratorias.

De acuerdo con un análisis del reconocido doctor Oliver Wyman, hubo más de 25 nuevos programas de desarrollo de combinación novedosos en curso en la oncología solo en 2011 y la combinación de fármacos aún continua y asegura que aún queda mucho por ver.

Factores que han impulsado la combinación de fármacos

Entre los factores que han impulsado la constante tendencia de combinación de fármacos en la actualidad de los laboratorios farmacéuticos son los siguientes:

  • Mayor comprensión científica:

Los recientes avances científicos han mejorado la comprensión de la fisiopatología para los laboratorios y médicos, principalmente en lo que respecta a enfermedades como el VIH, el cáncer y otras enfermedades complejas. La terapia antirretroviral altamente activa, el uso de al menos tres fármacos anti-VIH, la resistencia viral, la mortalidad de los pacientes y las tasas de morbilidad, han hecho analizar que la combinación de fármacos para atacar diferentes complicaciones sintomatológicas en una misma enfermedad, notando la mejoría de la calidad de vida de los pacientes.

  • Diferenciación de productos:

Con el aumento de la competencia de marca, las empresas están deseosas de demostrar una mayor eficacia, seguridad y conveniencia, utilizando una combinación que es sinérgica o aditiva. Así que, los laboratorios farmacéuticos que compiten con fármacos para el VIH, el asma y la diabetes han demostrado mayores tasas de eficacia con la combinación de fármacos frente a los agentes individuales.

  • Mayor utilización de los pacientes:

Por otro lado, otro factor es la notable receptividad de utilizar fármacos combinados que tratan más de un malestar de una enfermedad determinada, además, económicamente es más rentable para los pacientes e ingieren menos fármacos, lo que intrínsecamente los hace sentir más recuperados y menos enfermos.

Clasificación de los fármacos combinados

Los fármacos combinados pueden clasificarse en dos categorías generales, ya sea como fármacos combinados o productos de combinación que consistentes en combinaciones de fármacos.

Un fármaco de combinación se refiere más comúnmente a una combinación de dosis fija, una formulación que incluye dos o más ingredientes farmacéuticos activos combinados en una forma de dosificación única. Sin embargo, los laboratorios farmacéuticos pueden promover regímenes de combinación de fármacos que no se fijen necesariamente dosificados, tales como, productos co-envasados, combinaciones libres o la creación de dos o más medicamentos con formulaciones separadas y un etiquetado específico para uso simultáneo.

Lo que no hay duda es que la combinación de fármacos es una tendencia que ha llegado para quedarse.